31 jul. 2011

No quiero ningún gramo que no sea de tu cuerpo.

El problema es que si me dijeras me encantas no podría creérmelo,ya no sé cuando es un juego y cuando es verdad.
Estoy perdida. ¡Espera,espera! No he terminado.
Dime que me quieres. Dímelo porque yo jamás me atreveré a decírtelo primero.
Me daría miedo que pensaras que es un juego.

No hay comentarios:

Publicar un comentario