29 jul. 2011

:O

Cuando un amigo te deja marchar , así tan fácilmente duele. Sí ,duele mucho. Vuelves la vista atrás , recuerdas las fotos ,los "para siempre" esos pequeños fragmentos de vida que quedan impresos en el corazón y los ves saltar por el aire , convertidos en borrones y segundos efímeros sin importancia. Entonces llega un momento en el cual te das cuenta de que todo a acabado ,de que no importa cuanto pienses en lo que ayudaste a la otra persona , nunca será suficiente. Algo se acciona , una especie de sentimiento que no es ni amor ni rencor ,simplemente es miedo. Miedo a dejar de querer aquello que considerabas mejor amiga ,miedo a ver que te ha vuelto a reemplazar como siempre a hecho y miedo a ver una nueva vida.

No hay comentarios:

Publicar un comentario