29 jul. 2011

Corazón herido.


En el corazón no se manda, ¿pero y si es que ya no me queda ni un pedacito de él? después de tantas caídas, de tantas idas y venidas creo que he olvidado como se hace eso de amar ¡¡hace tanto tiempo que no siento ese hormigueo en el estómago!! ¡¡hace tanto que no miro a los ojos de alguien y veo pasar mi vida entera a su lado!!
Se que es difícil amar sin ser correspondido, que te duele cada rincón del alma, pero la vida es así, llena de guerras y batallas donde hay que luchar hasta el final y no siempre se gana.
Y te paras a pensar en aquel amor, en el que diste todo lo que tenías sin obtener nada a cambio, en aquel amor en el que nadie creía, pero él y solo él era el motivo de tu felicidad, de tu sonrisa, de tus esperanzas e ilusiones y recuerdas con dolor como todo acabó, como pasaste de ser la persona más feliz del universo a ser la más desgraciada, perdiendo así tu sonrisa, tus esperanzas e ilusiones, y ya no vuelves a creer en nada ni en nadie.
Ese es el motivo de mis desconfianzas, del miedo a volver a estrellarme, quizá sea por eso que mi corazón no quiere dejar pasar a nadie aunque mi cabeza diga que este tal vez si que merece la pena, ¿pero como hacer para entrar en razón a este corazón herido?

No hay comentarios:

Publicar un comentario