29 jul. 2011

DESEO... MIS SUEÑOS.


No se como fui tan cobarde, por que nunca se me ocurrió decirte a la cara lo que sentía, seguramente ahora no estaría como estoy, hecha en mil pedazos por una persona la cual no merece la pena.
Recuerdo el día q te conocí, me encantó tu sonrisa, tu forma de expresarte, tu mirada…
Se que yo también te atraía aunque gracias a mi forma de actuar, y hacer las cosas sin pensar nunca llegamos a nada.
Nuestra relación cambió pero nunca mis sentimientos, me moría por verte, por hablar contigo, por arreglar lo que mal empecé…
Pero nada de eso pasó...
Pasó el tiempo y alguien se cruzó en mi camino, era tan dulce, tan tierno, era como un niño, el cual necesitaba todo mi amor, ya que nunca lo tuvo…Y yo se lo entregué…le di todo…lo amé como nunca había amado a nadie…pero ese niño creció y empezó a demostrarme día a día que ya no me necesitaba, me despreció, me dejó hundida y sola, pero aun así seguía amándolo con todo mi corazón…
Todas las noches en la soledad de mi habitación me preguntaba una y mil veces, que nos había pasado, que en que momento dejó de necesitarme y lloraba desconsolada hasta que el sueño me vencía…
No se como, en mis sueños volviste a aparecer…soñaba con esa historia que nunca llegamos a vivir…soñaba con tu sonrisa, con tus besos, con tus caricias…
No quería despertar…tu me hacías olvidar todo ese dolor que sentía dentro de mi.
La noche terminaba y llegaba el día y aunque seguía pensando en él, ya no era igual, por que entre esos pensamientos se colaban imágenes de mis sueños y me hacían sonreír…
No dejaba de pensar que tu eras el único que me haría olvidarlo pero sigo siendo la misma cobarde de siempre y lo único que deseo en este momento es que llegue la noche para seguir viviendo nuestra historia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario