29 jul. 2011

-.-

Después de tanto tiempo, de tantas cosas, de tantas historias, comprendi una cosa... La gente puede llegar a ser muy, pero que muy retorcida.
Hay millones de personas, con diferentes cualidades y maneras de ser, pero... hay algo que las une a todas, los rumores. Esas habladurias, esa palabrería barata, eso que se cuenta cuando no tienes nada mejor que hacer...
La verdad es que para pasar el rato no está tan mal, me equivoco? Pero, puedo afirmar, y afirmo, que nadie, y digo Nadie piensa en las consecuencias, en los sentimientos, ni en los problemas que causan esas palabras. Total, qué más da? No hay tema de conversación, por qué no cotillear? Por qué no hablar de problemas ajenos? Por qué no reirse un rato con las desgracias de los demás?
Es divertido, es entretenido, es gracioso... Excepto cuando te toca a ti. Piensas "bah, no pasa nada, tampoco hago nada malo, y si lo hago se van a enterar?" ...
Pero lo peor es cuando te acusan de algo que no es cierto, cuando te acribillan a las espaldas de una mentira... Cuánta imaginación y cuánto tiempo libre...
Tst.... A todas aquellas personas que no teneis nada mejor que hacer, a todo ser vivo que cotillee por joder, que hable por hablar... Un consejo?
No inventeis, no hableis tanto, que luego la que se ría seré yo, y la que disfrute será una servidora. Así que parar de flipar coñño, que esto no es una película de Almodovar, joder. Esa sensación de inseguridad, de miedo al salir a la calle, de esas risas demoniacas..

No hay comentarios:

Publicar un comentario