2 ago. 2011

Tkm

No puedo esperar a que llegue la noche para ver tu sonrisa. Mi corazón se impacienta por ser de ti, porque ilumines mi vida, mi boca se impacienta por probar la tuya y el deseo se ahoga en mi pecho cada vez que simplemente te respiro. Procuro no darte señales de vida, pero te pienso y te echo de menos en todo momento. No me voy a marchar, estaré a tu lado por la forma en la que me encantas, por la forma en la que me miras, por lo que despiertas dentro de mí. Te quiero a ti, no me importa lo que pierda en el camino.

No hay comentarios:

Publicar un comentario