2 ago. 2011

;(

Siempre es lo mismo. Llego, me conecto. Busco en el chat, no te veo. Escribo tu nombre en el buscador, se donde estas, en que sitio. Visito tu perfil. Así treinta veces al día. Los siete días de la semana. Y hora tras hora me doy cuenta de que estoy más enamorada de ti que nunca. Porque no supe aprovechar la oportunidad que me dio la vida, de tenerte, entre mis brazos de verdad,seguir a tu lado. Y ahora, me maldigo, una y otra vez, como fui tan tan tonta por dejarte ir... Me maldigo por ser tan buena como soy. Y ahora, después de eso, estoy aquí, enamorada de ti. Sintiendo que me muero si no hablo contigo. Llena de rabia por ese día en el que te negué. Pero sobretodo, me siento que te debo algo. ¿ Una disculpa? No creo. Ya lo sé. Te debo mi amor, ese sentimiento que vive dentro de mi cada vez que veo tu perfil, tus fotos, tus mensajes y en persona. También te debo la vida, ya que sin ti, no tiene sentido. Te debo tantas cosas que no sabría contarlas. Y quiero que lo aceptes. Que aceptes que ahora, en este instante, te amo. Que lo que pasó, pasó y es hora de empezar una nueva etapa, tu y yo. Porque me da igual las peleas, las personas, las mentiras. Ya solo me importa que estes a mi lado. Los trescientos sesenta y cinco días del año

No hay comentarios:

Publicar un comentario