2 ago. 2011

Jamás te he olvidado.

-¿Te puedo hacer una pregunta?
+¡Claro!
-¿Qué es lo que más te a costado en la vida?
+Mm...no lo sé. Tal vez...bueno no importa.
-No, venga, dímelo. Sí que me importa por eso te lo pregunto.
+Pues lo qué más me ha costado en la vida ha sido olvidarte.
-¿Y lo qué menos?
+Empezar a quererte. ¿A ti?
-Lo qué más me ha costado, dejar de llevar pañales cuando era pequeño y lo que menos quererte.
+¿No te costó olvidarme?
-Jamás te he olvidado.
+¿Por qué?
-Porque tú, para mi, significas todo por lo que merece la pena luchar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario