2 ago. 2011

pooh

En la vida no eliges a tu padre,
ni a tu madre, ni a tus hermanos.
No eliges el país donde naces,
ni tu nombre,
ni el color de tus ojos.
Tanpoco eliges tu cuerpo,
ni tus defectos.
Pero si hay una cosa que puedas elegir; a tus amigos.
Que me da igual, Madrid o New York,
norte o sur,
aqui o en la otra punta del mundo.
Yo, me he coronado eligiendo a los míos,
y especialmente a ti. Y la verdad,
creo que es algo de lo que nunca me arrepentiré y de lo que siempre llevaré aquí dentro,
a la izquierda, en el corazón.

No hay comentarios:

Publicar un comentario