17 ago. 2011

Sin consecuencias.

Nada es para siempre. Vale, eso es cierto. Pero, ¿por qué siempre nos aferramos a ello?
No pensemos en lo que pasará, ni en lo mal que podemos estar después..vivamos el presente. Vivamos cada momento como si después de él se fuera a acabar el mundo. Y cuando te apetezca gritar, gritas. Y cuando me apetezca besarte, te beso.
Aunque no sea tan fácil..me he prometido algo y es vivir cada instante al máximo. Porque si nada dura para siempre, disfrutaré de todo mientras dure :D

No hay comentarios:

Publicar un comentario