30 jul. 2011

Si no te gusta no mires.

Vale, no te lo niego, soy una borde, una mal educada, una descarada y todo lo que quieras. No, no puedes hacerme cambiar de opinión fácilmente, soy muy terca y sigo haciendo las cosas aunque me equivoque, solo por orgullo. Un día puedo ser pesimista hasta la médula y el siguiente lo más optimista que conozcas. Vale, suelo ser pesimista... pero es que prefiero que las cosas buenas me sorprendan y que las malas no me pillen desprevenida. También pienso que los finales felices no existen, si no que son solo historias sin acabar. Unos días me levanto con ganas de reírme del primero que pase sin importarme nada; otros no hago más que esconderme, hacerme pequeña e insignificante. A veces me siento mal al darme cuenta de que tengo amigos a los que solo llamo cuando les necesito, y cuando me necesitan ellos no estoy ahí. No es fácil entenderme, en realidad, eso no es posible. También hay días que me doy asco. Y como todos, también hay días que pienso que habría sido mejor no salir de la cama. Puede que sea un poco bipolar, o un poco mucho. Hoy no me alejaré de tu culo, mañana ni lo miraré, pasado quien sabe, alomejor ni me acuerde de ti, y dentro de un mes te echaré de menos. Quizás me enfade sin que sepas por qué y dentro de un rato yo tampoco lo sabré.Soy un caso perdido, que quieres que te diga. Sí, tengo todos los defectos que ves y más, pero no porque a ti no te gusten voy a cambiar, así soy yo y así seguiré siendo, y si no te gusta no mires.

No hay comentarios:

Publicar un comentario