6 ago. 2011

Sabes...

cada minuto que pasa de mi vida me hace sentirme más cerca de ti. No sé si serán tus ojos, tu pelo o tu manera de hablar pero tienes esa magia que hace sentirme especial cada vez que cruzas por mi lado. No te imaginas lo que provocas en mi interior con tan solo una significante sonrisa que para mí es la más maravillosa del mundo. Despertarme cada día pensando que hoy volverás a cruzarte por mi camino hace que el despertador sea lo mejor que escucho en todo el día. Pero sin embargo quererte, me está matando, y no contemplo la posibilidad de nada. No quiero arriesgarme a perder esa sonrisa, no quiero que te alejes de mi si tu no sientes lo mismo. Esa duda me hace sentirme insatisfecha, pero a la vez despierta en mí una hermosa sensación que no la cambiaría por nada en el mundo. No puedo quedarme quieta viendo como tú te alejas por culpa de mi inseguridad, pero no sé si vale la pena arriesgar, porque si fallo, serían muchas las cosas que dejo atrás. Eres la ilusión de mi vida, y también mi mayor miedo. Luchar por lo que quiero será lo mejor que puedo hacer, por ti, por mí.

No hay comentarios:

Publicar un comentario